miércoles, 11 de noviembre de 2009

CASOS DE FOBIA ESCOLAR EN NIÑOS Y ADOLESCENTES



ATIENDE IMSS CON TERAPIA PSICOEDUCACIONAL CASOS
DE FOBIA ESCOLAR EN NIÑOS Y ADOLESCENTES


• Tristeza, irritabilidad, dolor de cabeza, vómito y diarrea, algunos de los síntomas

• De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Psiquiatría, 4.7% de niños y adolescentes en etapa escolar presentan fobia social


La fobia escolar es el rechazo prolongado que un niño o adolescente experimenta al acudir a la escuela, y se relaciona con ansiedad, circunstancias familiares y personalidad. Inclusive, las condiciones económicas y sociales adversas de su entorno influyen en la frecuencia de este padecimiento y su aparición a temprana edad.

El doctor Armando Anaya Segura, jefe del Departamento de Salud Mental del Hospital de Pediatría Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), mencionó que los síntomas de este tipo de fobia son: vómito, diarrea, sudoración de manos, dolor de cabeza, irritabilidad, llanto y tristeza, entre otros.

El especialista informó que de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Psiquiatría realizada en el país –con un total de cinco mil 846 entrevistas aplicadas a niños y adolescentes en etapa escolar–, 7.1 por ciento refirió haber sentido algún tipo de fobia por lo menos una vez en su vida y 4.7% fobias sociales, una de ellas la de tipo escolar.

Explicó que los motivos por los que niños y adolescentes se niegan a ir a la escuela son diversos; puede ser que sufran maltrato por compañeros o maestros, divorcio de sus padres o muerte de un familiar. Asimismo, su personalidad ansiosa los hace susceptibles a los cambios del entorno, de escuela o un nuevo ciclo escolar, lo que les provoca angustia y fobia escolar.

El especialista Anaya Segura comentó que los problemas de pareja, el lugar donde habitan, maltrato en casa y alcoholismo en los padres, también son causantes de ese trastorno.

Cuando no se tiene evidencia de factor familiar o de la escuela, agregó, puede ser que el niño tenga un problema depresivo por ansiedad o aprendizaje, problemas de visión y audición o trastorno por déficit de atención. Por ello, es importante que los padres estén pendientes del comportamiento de sus hijos.

Asimismo, hizo un exhorto a los padres a cuidar de sus hijos, y si notan alguno de los síntomas mencionados, acudan a su Unidad de Medicina Familiar, donde serán turnados con un especialista para recibir ayuda y evitar problemas mayores.

Para el tratamiento de la fobia escolar, el Instituto Mexicanos del Seguro Social brinda terapia de psicoeducación que orienta, educa e informa a los papás de los menores con este padecimiento; en algunas ocasiones es necesario utilizar apoyo farmacológico.