viernes, 30 de octubre de 2009

EN LAS ESCUELAS PROMUEVEN LAS TRADICIONES DE TODOS SANTOS


30/19/09……altares

EN ESCUELAS PROMUEVEN LAS
TRADICIONES DE TODOS SANTOS

Inculcan a estudiantes las tradiciones

Por Luis González Romero

Poza Rica, Ver.- En las escuelas primarias, kinder y de enseñanza media superior se promueven las tradiciones y costumbres de temporada, como los altares y las ofrendas, de acuerdo a las regiones y a los conocimientos que sobre el tema tienen los profesores.

Mediante recorrido por las escuelas primarias “Enrique Rodríguez Cano” de la comunidad Manantial, perteneciente al municipio de Tihuatlán; la “Sebastián Lerdo de Tejada” de la colonia Independencia; la “Club de Leones No. 2” de la colonia Lázaro Cárdenas y el Jardín de Niños “María Enriqueta” de la colonia 27 de Septiembre, fue posible constatar que los maestros han enseñado a los educandos a elaborar los altares.

De diferentes formas, pero en todos existe la ofrenda, la palmilla, las veladoras, las flores de Cempasúchil, mano de león, entre otras, sin faltar el papel de china picado, muy al estilo de nuestros antepasados y para lo cual los alumnos aportan algo junto con los profesores.

Los maestros y maestras de las escuelas mencionadas coincidieron de que además que ellos conservan esas tradiciones, han recibido instrucciones de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) de promover entre la niños lo que son las tradiciones de la temporada de Todos Santos, el culto a los muertos y preservar esa cultura mediante la cual se recuerda y se evoca a los familiares fallecidos.

Como parte de esa formar de fomentar las tradiciones en los estudiantes de los distintos niveles, en algunas partes las autoridades convocan a las escuelas a concursar para conocer quien elabora el mejor altar.

Afirmaron que en todas las escuelas estatales, federales, urbanas o rurales, se instalan los altares y se dan explicaciones del significado de los mismos y del porque todos los mexicanos deben conservar esa tradición, que además de bella, es parte de recordar a los familiares que se adelantaron al viaje a lo desconocido.