domingo, 9 de octubre de 2011

MITOS Y LEYENDAS DEL MERCADO POZA RICA


Mercado Poza Rica, mitos y leyenda
63 años sin lograr la modernización y la seguridad
Por Luis González Romero
Poza Rica, Ver.- Mitos y leyendas de 63 años del Mercado Poza Rica, construido en un predio de 2.5 hectáreas donadas por Petróleos Mexicanos, en donde inicialmente se construyó una nave central que a pesar de más de medio siglo existe y sirve no obstante la deficiencias que presentó por el paso de los años.
Como la nave central de ese mercado que tres años después pertenecería al municipio libre de Poza Rica, a la misma construcción se fueron sumando casetas, galeras, lonas, techos de lámina y cercados de madera, que funcionaban con diferentes giros comerciales y fue así como se cubrieron las 2.5 hectáreas, en las que más de la mitad siguen existiendo esas galeras improvisadas, antifuncionales, sucias, pasillo angostos y llenos de vendedores informales, y cuando llueve el agua cae por todas partes y por si eso fuera poco, los pasillos se inundan, haciendo casi imposible transitar por ellos.
El Mercado Poza Rica es generador de empleos, considerando que entre el área remodelada y la otra parte fea, por lo menos mil personas entre hombres y mujeres prestan sus servicios como empleados, teniendo una fuente segura de ingresos, aunque con salarios bajos; pero finalmente tienen un empleo que ayuda a la economía de sus familias.
Existe un total de mil 90 locales registrados, muchos de ellos están afiliados a la Unión de Comerciantes, aunque casi nunca asisten a las asambleas, en las que por cierto apenas si llega un promedio de 30 personas entre las que se toman algunos acuerdos que no se reflejan en la modernidad, crecimiento y seguridad de ese centro de abastos.
El mercado tiene 63 años de su fundación t Amado Sánchez Xinel y su esposa Rufina Moreno Sempoalteca, formaron parte de los fundadores, cuando todavía no funcionaba mediante locales; sino más bien era como un tianguis desordenado, en el que los giros comerciales estaban revueltos y fue hasta el año de 1968 cuando se empezaron a ordenar por áreas de ropa, cárnicos, frutas y verduras, abarrotes, mercerías, relojerías y diversos giros más.
Actualmente en ese mercado la gente puede comprar desde un escorpión hasta en la tienda “Happy Can”; además usted puede encontrar imágenes religiosas, plantas medicinales, artículos para la hechicería, la santería, brujería, productos para “el amarre”, conejos, tortugas, reptiles, grillos, aves de todos colores y tamaños, jaulas y peceras para las mascotas; así como diversas curiosidades, sin faltar el zacahuil, sopes, talleres de relojería y reparación de celulares, libros y revistas, aguas frescas de colores y sabores, zapaterías y tiendas de aparatos electrónicos, en fin, es un grado mercado envuelto en las peores instalaciones que han sido víctima de los incendios, de robos y hasta de las demandas judiciales porque los del área remodelada no han pagado millonaria deuda.
El Mercado Poza Rica, con sus 63 años de fundación es el más grande en la entidad veracruzana, pero el peor de todos y además, durante todo ese tiempo, los locatarios nunca se ponen de acuerdo y cuando llegan los tiempos de elegir su directiva, terminan más divididos de lo que ya se encuentran.